Presentación

Obra Social de CajaCanarias

Todo aquel que pretende construir algo se obstina en buscar un patrón nuevo, nunca visto hasta entonces
Alberto Durero

El individualismo germano que cristalizaría en una nueva religión y en un nuevo pensamiento tras la reforma, tuvo que esperar la llegada de Durero para llevar el arte más allá de las fronteras del estilo gótico en el que el joven artista se había formado. Durero trascendió las convenciones de su tiempo para emplear toda su sabiduría en dar respuesta a los problemas del hombre. En sus autorretratos parece saber a dónde se dirige. No hallamos, como en Rembrandt, a la vida atravesando al hombre hasta su derrota.

Siempre le obsesionó la idea de la muerte, pero no dejó de afirmarse en la vida. Cuando su destreza como pintor recorría las cortes del norte, su fama como grabador era internacional. Sus novedosas soluciones técnicas, su cuidado por el detalle, revolucionaron el grabado. Buscó el equilibrio del hombre humanista, a medio camino entre la fama como artista que ya lo precedía en sus últimos viajes donde sus grabados eran moneda de curso con los que pagar servicios y obsequiar a sus amistades.

Durero debe buena parte de su madurez como artista a Italia. La sensualidad de la pintura, el estudio de Mantegna, Bellini y Leonardo, el tratamiento del color y los problemas de la perspectiva, el estudio del cuerpo y la honda observación de la psicología humana, obsesionaron al artista alemán que encontró algunas respuestas tras su hallazgo del arte italiano.

Cuando regresó de su primer viaje, llevaba en su cartera numerosos apuntes del paisaje que nos sorprenden por su modernidad. Un contemporáneo suyo, el médico y filósofo Paracelso, estimaba que “no hay nada que la naturaleza no haya marcado... Así ocurre también con los hombres. Igual que veis que cada hierba adopta la forma que es igual a su naturaleza, así también el hombre adopta la forma que corresponde a su naturaleza interior”. Como Paracelso, Durero estudió minuciosamente la naturaleza, para representarla en sus más insignificantes detalles, atrapando su esencia con un virtuosismo realista que nos hace pensar que los grandes temas también se hallan en lo pequeño.

En Durero encontramos la contradicción del hombre religioso que vive atormentado por las imágenes del apocalipsis, pero que elige el camino de la razón, haciendo preguntas, acercándose a una ciencia en ciernes para buscar respuestas. Acaso sus accesos de tristeza, avivados por su disposición a la soledad, lo llevaron a indagar los caminos de la tristeza que guían a la naturaleza humana. Fiel reflejo de todo ello son sus reflexiones sobre la melancolía, que nos dejaron una parte de su dimensión introspectiva y genial que recogería en sus autorretratos, así como en su grabado más célebre. Durero fue moldeando al artista humanista, al hombre renacentista preocupado por todas las esferas del conocimiento. Se supo rodear de destacados pensadores y científicos de su época, desde Pirkheimer a Erasmo. En su madurez llegó a publicar tres libros dedicados a la geometría, las fortificaciones, y las proporciones humanas. A su muerte dejó una obra monumental. Entre sus cuadros y dibujos, destacan más de cien grabados en cobre, y doscientas cincuenta xilografías. Esta exposición recoge 116 estampas sueltas, pertenecientes a los valiosos fondos de la Biblioteca Nacional que este año celebra su tercer centenario, habiendo alcanzado el nivel de madurez, innovación y eficacia de una de las bibliotecas nacionales más importantes del mundo.

Desde la Obra Social y Cultural de CajaCanarias quisiéramos expresar nuestro más sincero agradecimiento al Ministerio de Cultura, a la Biblioteca Nacional de España y a todo el valioso equipo de profesionales que la integran por permitir que los fondos de la Biblioteca Nacional recalen de nuevo en Canarias. Este legado que ahora se expone en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife, forma parte, sin ningún género de duda, de la producción de uno de los mejores grabadores de la historia del arte.

Obra Social de CajaCanarias

Presentación

Obra Social de
CajaCanarias


Presentación

Biblioteca Nacional de España