Convocatoria de ayudas a programas medioambientales 2009.
Inicio - Descripción del proyecto
Proyecto red de micro-áreas marinas protegidas (MAMP)
Ecologistas en Acción Tenerife

El medio marino canario, en especial desde la línea de costa hasta los 50 metros de profundidad, es el gran olvidado a la hora de establecer políticas de protección de nuestra biodiversidad. Esta zona, denominada infralitoral, es donde se concentran algas y sebadales, hábitats que dependen de la luz solar (por debajo de los 50 metros la luz va desapareciendo rápidamente). También es donde se concentra la mayor cantidad de agresiones que está sufriendo el medio ambiente en Canarias. La situación, según los expertos, es alarmante, y la inmensa mayoría de la población ni tan siquiera está mínimamente informada.

Los múltiples impactos que sufren estas aguas poco profundas ha producido un desequilibrio brutal, que ha derivado en la existencia de una plaga de una especie, el erizo diadema o de púas largas, causante de un empobrecimiento extremo en las poblaciones de algas, ya que es un voraz consumidor de las mismas. Por tanto, los algales, posiblemente los hábitats en Canarias más ricos en variedad de especies incluyendo las de interés pesquero, están desapareciendo paulatinamente.

Los expertos abogan por establecer políticas urgentes que propicien una solución al problemas, empezando por la protección de las especies depredadoras de este erizo (gallo ballesta, tamboril espinoso, pejeperro, estrella de brazos múltiples); siguiendo por la declaración del mayor número de áreas marinas protegidas posibles; continuando con campanas de control del erizo diadema con submarinistas, y finalizando por campanas de educación ambiental a todo tipo de agentes sociales.

En el ano 2009 se inició una fase inicial del proyecto red mamp, en la que se pretendía demostrar la viabilidad de los objetivos anteriormente mencionados, y sumar uno más, potenciar el buceo sostenible como actividad que aúna la conservación del medio marino y el desarrollo socio-económico. En este sentido, se eligió la bahía de Montana Amarilla (Las Galletas-Costa del Silencio), para acometer las siguientes líneas de actuación:

  • La realización de estudios científicos previos, que permitan evaluar el punto de partida
  • La restauración de la zona, mediante la involucración de submarinistas voluntarios y los centros de buceo de Las Galletas
  • Una campana de educación ambiental, alertando de los graves problemas que tiene el mar en general y específicamente, informando sobre la plaga de erizo diadema
  • La coordinación de múltiples actores para el apoyo a la propuesta (administraciones, pescadores, centros de buceo, etc.)

Estos objetivos se han cumplido sobradamente, y una vez demostrado la viabilidad del proyecto en Montana Amarilla (ver en www.buceotf.org), se pretende consolidar la propuesta en una segunda fase, mediante la realización de las mismas actividades desarrolladas allí, pero esta vez restaurando dos zonas marinas de la isla en vez de una, así como impulsando la protección de otra cinco zonas más, en la que actualmente hay personas o entidades ya involucradas en el control del erizo, pero sin coordinación.

De esta forma, a la finalización de la segunda fase del proyecto red mamp, se pretende, en coordinación con las administraciones responsables, que a finales de 2010 haya una red de zonas protegidas, que no sólo tengan una importante regeneración de especies, sino que también ponga a la isla de Tenerife como un referente estatal en áreas de calidad para el buceo.

Participa
Votar
Valoración:
30.66 % de los votos